Buscando la verdad…

REFLEXION I

fanatismo

Desde los primeros post de este blog siempre me he mostrado crítico con las ideologías. Y hoy más que nunca me reafirmo. Es difícil calcular el daño que estas han hecho al conjunto de la sociedad, pero ha sido su seguimiento fanático lo que ha provocado algunas de las catástrofes no naturales más importantes de la historia. El gran problema de estas es que sus seguidores e ideólogos las siguen según el concepto de fe, sin ninguna crítica. Se vendan los ojos y gritan sus consignas, mantras y, en la mayor parte de los casos, tonterías variadas.

Lo principal que define a una ideología es la falta de base. Si, dirán muchos que su ideología tiene como base las ideas de tal o de cual. Pero no tienen base real. Sólo son ideas salidas de la pluma de un iluminado que, un día, escribe un libro por el que la gente es capaz de matar, o dejarse guiar hacia el desastre. Tanto “La Riqueza de las Naciones“, como “El capital“, sólo son ideas teóricas que, hasta el día de hoy, han producido más víctimas que la peste. ¿Y su aportación al mundo?. El comunismo, por su propio diseño, ha dado lugar a un amplio abanico de dictaduras. Y por su lado, el capitalismo, lo estamos sufriendo ahora.

El comunismo se hado en un conjunto de la población bastante crítico, que apostó por la formación y el conocimiento en un momento dado y que, finalmente ha abandonado esta idea en pos de buscar un resultado diferente. El problema del capitalismo es que proviene de un entorno conservador y religioso muy arraigado y nada crítico, que mantiene las ideas según su conveniencia, haciendo gala de una doble moral denigrante y en cuyos resultados estamos inmersos ahora.

Esta no es solo una crisis económica. Es también una crisis moral. Los políticos de gran parte de Europa, totalmente divorciados de los ciudadanos a los que dicen representar, se han dado a una orgía burguesa en busca de aumentar su ya desproporcionado patrimonio y dejar volar su ideología preferida. Y para ello nos quieren retrotraer al siglo XIX. Esto ya sabemos como acabará, porque es lo que ha ocurrido en el pasado. Si quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes. Si vuelven a llevarnos al mismo punto, obtendrán lo mismo: revueltas, revoluciones y guerras.

Mientras no abandonemos las ideologías y busquemos la forma más eficiente de gestión de nuestros recursos, seguiremos inmersos en esta vorágine de autodestrucción en la que nos hayamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: