Buscando la verdad…

Nos es familiar oir de los creyentes la idea de que el mensaje de Dios es amor por el projimo. Que el mensaje de Diós es caridad. Que el mensaje de Dios es ayudar. Pero esta idea, podría denominarse próxima al deísmo y bien alejada de lo que la ICAR (Iglesia Católica Apostólica y Romana) muestra con sus actos. La ICAR borra con el codo lo que escribe con la mano, convirtiendose en la institución que más y mejor a ejercido y defendido los métodos violentos y represivos a lo largo de su historia.

Los comienzos

Aunque, para ser justos, todo esto no llegó hasta el año 325 d.c. Antes de esta fecha el cristianismo era una religión minoritiaria e incluso perseguida en algunos lugares, pero que estaba teniendo una rápida expansión por asía y oriente medio, implantandose a gran velocidad también por occidente. Muestra de esta rápida expansión y crecimiento lo tendríamos en el valle de Göreme  (en Capadocia – Anatolia Central, en la actual Turquía), en donde podremos encontrar cientos de iglesias cristianas excavadas en la roca, pertenecientes a los primeros estadíos de expansión de la religión y donde encontraremos frescos que nos muestran las representaciones idealizadas de los inicios (en torno al siglo I y siglo II de nuestra era).

Esta era una época en la que estaban totalmente al día los debates sobre todos los temas de la cristandad y en la había diferentes opiniones y visiones sobre temas importantes, que luego se convertirían en dogmas defendidos a sangre y fuego por la Iglesia católica, una institución todavía incipiente. En esta época eran pocas las expresiones de violencia y toda idea era bienvenida y discutida para dilucidar cual era la verdad expresada a través de la doctrina cristiana.

Pero todas estas ideas tenían su contrapartida. Las diferentes visiones que tenían los creyentes sobre algunos temas, como por ejemplo la naturaleza de Jesus de Nazaret, estaban poniendo en serio peligro la estabilidad del recientemente unificado Imperio Romano, después de que Constantino venciese a Licinio. Fué entonces, cuando aconsejado por Osio de Córdoba, decidió convocar un concilio ecuménico de obispos en la ciudad de Nicea, donde se encontraba el palacio imperial de verano. El propósito de este concilio debía ser establecer la paz religiosa y construir la unidad de la Iglesia cristiana. Pasaría a la historia conocido como el Concilio de Nicea , pese a que posteriormente hubo otro (año 870).

Fué en este concilio donde decidieron suprimir las decenas (hay quien habla de cientos) de evangelios existentes ( algunos de ellos los podemos encontrar hoy, bajo el nombre de evangelios apócrifos), seleccionando solo aquellos 4 que hoy en día nos han llegado: San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan. Dichos evangelios fueron cuidadosamente seleccionados para dar una imagen muy concreta de Jesus de Nazaret, contraria al movimiento Arriano o SemiArriano, más pendientes de asegurar la estabilidad el imperio, que de las propias creencias en sí. Aún así, según la tradición, estos textos fueron elegidos:

  1. Después de que los obispos rezaran mucho, los cuatro textos o evangelios que conocemos hoy día volaron por sí solos hasta posarse en el altar.
  2. Se colocaron cientos de evangelios en competición sobre el altar y los apócrifos cayeron al suelo mientras que los canónicos no se movieron en absoluto.
  3. Se eligieron los cuatro evangelios canónicos y se pusieron sobre el altar y se conminó a Dios a que si había alguna sóla palabra falsa en ellos cayeran al suelo. Cosa que no sucedió con ninguno.
  4. Penetró en el recinto de Nicea el Espíritu Santo, en forma de paloma, y posándose en el hombro de cada obispo les susurró qué evangelios eran los auténticos y cuáles los apócrifos.

La Senda post Nicea

Fué a partir de aquí que la religión se convirtió en un instrumento al servicio político, usando su sentido trascendente para tener a la población dirigida y aleccionada en el servilismo hacia el estado. La unión de Iglesia y estado se hizo totalmente patente a partir de entonces, comenzando una época de represión sin antecedentes hasta entonces. La historia de la edad media hasta la actualidad, nos muestra con cuanta energía la Iglesia imponía los dogmas de fé entre la población, impidiendo cualquier tipo de disidencia y sofocandola inmediatamente a sangre y fuego. Fué el máximo exponente de esta represión La Santa Inquisición (hoy en día conocida como Congregación para la Doctrina de la Fe).

Y aunque la Inquisición desapareció como tal a finales del siglo XVIII, la realidad es que la ICAR siguió ejerciendo su poder, arrimandose a aquellos que ostentaran el poder. De hecho, cuanto más “energéticamente” ostentaran dicho poder, más se arrimaban, al considerarlos un poder estable. La unión Iglesia – Estado volvía a ser un binomio que ejercía su voluntad sobre el pueblo. Así la ICAR se unió sin problemas a gobernantes como Francisco Franco, la familia Somoza, Pinochet, Hitler, Juan Vicente Gómez, Duvalier o Strossner.

Todas estas “amistades” son ahora obviadas o relegadas como meramente anecdóticas, con el fin de obtener una nueva imágen, defensora de la vida, de la familia y de la tradición (curiosamente muy vinculada también a partidos políticos de Derechas). Incluso alguna vez, como es en el caso de Hitler, intentado hacer pasar a éste dictador ¡¡¡ como ateo !!!, cuando la realidad es bien distinta.

Conclusiones

La ICAR es la organización responsable de más muertes, odio racial y represión ciudadana que ha existido en toda la historia, solo seguida de cerca por la religión musulmana que anda tras sus pasos. No cabe otra conclusión. Y el único futuro posible es su disolución y acabar como una anecdota desgraciada en los libros de historia, junto con el resto de historias inventadas en la edad de bronce y continuaciones. Solo de esa manera se podrá avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Anuncios

Comentarios en: "Iglesia Católica, Represión y Dictadura" (6)

  1. ¿Puedes detallar tus fuentes de información?
    Un aplauso.

  2. Anónimo dijo:

    De aquella forma de vida a esta creencia manipulada, solo hay un paso. El poder corructo de la ICAR y que vio en en la fe, un arma muy necesario para sus planes.
    Algun dia caerán…. aunque tu y yo no lo veamos… 🙂

    • Hola Angel… ¿podrías detallar un pelín más la pregunta?¿Lo preguntas por algo en concreto, o en general?

      Te puedo decir que algunas cosas las he sacado en visitas personales (información sobre el valle de Göreme), conversaciones (la tradición de como se obtuvieron los evangelios me las comento ¡¡ UN OBISPO !! por primera vez, aunque me lo he encontrado más veces, aunque siempre en artículos “independientes”. De hecho la iglesia no mantiene una postura oficial al respecto, aunque reconoce la existencia de tal tradición). La intencionalidad de Constantino, de varias fuentes, pero las más completa es un documental de National Geografic sobre la expansión del cristianismo por oriente (muy recomendable), que si encuentro pondré por aquí. Con respecto a los dictadores, vale coger cualquier libro de historia.

      Si quieres que detalle más alguno de los aspectos solo tienes que pedirlo.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un saludo.

  3. Merche dijo:

    Por cierto, soy Merche, que no se por que no ha salido 🙂

  4. […] […]

  5. Q cruel es la vida pero a algo dios no mando dios nuestr padr a cumplir una mision a derrota a el diblo q dios lo reprenda y n proteja d el chao locorg jajajajajajata att el telefono

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: