Buscando la verdad…

Hoy toca post de típica chorrada que todo el mundo dice, todo el mundo conoce, y nadie sabe porque pasa.  Simplemente se acepta así y ya está. Pero ¿realmente no os habeis preguntado porque motivo un pollo se echa a correr una vez se le ha cortado la cabeza? Y la verdad, hasta sorprende, con la de tonterías que se encuentra uno por internet, lo infructuosa que resulta una búsqueda por google.  Cuesta encontrar información fiable.

Bien, comencemos por situarnos

Pero  ¿porque ocurre esto?

Empezaremos por la mitad de la historia. George Székély observo en su laboratorio que había algunos pollos que tras arrimarlos al borde de la mesa y precipitarlos hacia el suelo, movían las patas como si intentasen volar y extendían las alas como para frenar el impacto (como lo harían con las patas). Esto no es fruto de la casualidad, Székély sabía lo que buscaba. Para ello antes, cuando estos pollos todavía eran unos embriones intercambio los niveles de la medula espinal cervicales caudales con los lumbares y viceversa. El objetivo del experimento era comprobar que es lo que rige los movimientos musculares complejos (caminar, volar, correr…). Los resultados fueron concluyentes, nuestro cerebro solo se encarga de emitir la orden para que cierto movimiento se inicie, son los centros espinales y sus circuitos los encargados de llevar a cabo el movimiento. Es decir, las distintas áreas de nuestro cerebro como podrían ser la corteza motora simplemente “envían el mensaje”a los aparatos motores locales de que el movimiento debe ser iniciado o detenido. Estos son los encargados de llevar a cabo los movimientos específicos de cada especie, que pueden ser o no aprendidos. El experimento de Székély demuestra que es así ya que intentan volar con las patas cuando deberían hacerlo con las alas.

Este estudio fue la prueba definitiva que apoyaba otro realizado años antes. Este consistía en la transección de la medula espinal a nivel cervical de un gato, es decir cortar de tal forma la medula que el cerebro no pueda enviar señales a los centros motores. De esta forma el gato, no tenia ningún movimiento voluntario, pero los reflejos espinales se mantenían intactos. El gato era puesto sobre una cinta, sujeto por una especie de andamiaje y cuando la cinta era puesta en marcha el gato caminaba, si la velocidad de esta aumentaba el gato pasaba por todas las fase hasta llegar a la carrera. Esto demostraba que la propia contracción muscular es suficiente para iniciar el movimiento.

Todo esto nos lleva, a que al menos para este tipo de funciones el cerebro actúa “poco mas” que como un interruptor.

Ahora ya sabéis, porque el pollo aun es capaz de correr pese a que haya sido decapitado, no necesita el cerebro para salir por patas.

(Fuente: A Ciencia Cierta)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: